Nuevos terminales de Transantiago incluirán áreas verdes y cafeterías

Transportes busca regular paraderos informales que utilizan buses en las calles. Licitación de estos espacios se suma al proceso de concesión de vías y recorridos.

Zonas de descanso y cafetería para los conductores, áreas verdes, servicios de mantención de la infraestructura, servicios higiénicos y hasta aseo de buses son algunas de las exigencias que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) busca incluir en las bases de licitación de los nuevos terminales de buses del Transantiago, que se realizará este año y que deberían comenzar a operar a fines de 2018.

Así se explicita en los “contenidos esenciales” que el MTT puso en consulta pública en el sitio web tuparada.cl, para que usuarios, operadores e interesados en el sistema de transporte capitalino aporten con sus comentarios. El proceso de participación estará abierto hasta fines de marzo y con ese material se elaborarán las bases finales.

La licitación busca terminar con un problema que se ha arrastrado por años que es el de tener terminales informales en las calles donde los operadores del Transantiago regulan su frecuencia de tránsito. La idea es poder identificar espacios en el radio urbano para crear terminales de día que puedan ser administrados por empresas que son diferentes a la que presta el servicio de recorrido. Actualmente cada concesionario establece su espacio para estacionar los buses.

Estos terminales son espacios de hasta 2.500 m2 donde los operadores estacionan los buses durante el día y cerca del inicio de los servicios, permitiendo así regular el despacho de los buses y el descanso de los conductores. Además, no contemplan carga de combustible, ni mantención de los vehículos. “La definición de cuáles servicios vamos a licitar primero, la tenemos que hacer a finales de este año y esos servicios deben estar listos para operar hacia fines de 2018” señaló el ministro (S) de Transportes, Carlos Melo.

Terminales en la calle

En un recorrido realizado por La Tercera se pudo constatar los inconvenientes que se generar por tener estos puntos de estacionamiento de buses en calles, avenidas que no tienen la infraestructura necesaria para albergar a conductores y a las mismas máquinas.

En la esquina de las calles Carabineros de Chile con Doctor Ramón Corbalán, sector estación Baquedano, uno de los conductores de la línea 315, que no quiso identificarse, aseguró que el principal inconveniente es poder ir al baño, por lo general, dijo “nos arreglamos con botellas o vasos (…) He trabajado ocho años en esta empresa y reconozco que en cuanto al pago y esos temas han sido excelentes, pero cosas como las condiciones de los terminales es deficiente”, afirmó el chofer de la empresa Buses Vale S.A.

Detrás de la casa central de la Universidad Católica se encuentra otro de estos terminales. Precisamente en calle Diagonal Paraguay a pocos metros de la esquina con Portugal. Allí se puede apreciar un pequeño carrito en el que choferes de la línea H13 descansan. “Este es un carrito de un señor que vende maní quien, muy amablemente, nos lo presta para poder descansar y hacer el cambio de turnos”, afirmó uno de los choferes, quien añadió que en cuanto al acceso a baños, “están sujetos a la buena voluntad de la Posta Central”, la cual se ubica a espaldas del lugar.

Obligaciones

El documento quee stá en consulta pública también expone una novedad. La firma que administre un terminal podría permitir la instalación de “locales comerciales y servicios que puedan ser operados por terceros”, tales como puntos de cargas bip!, estacionamientos, kioscos de diarios, revistas y confites e incluso baños públicos.

Además se podrían sumar nuevos puntos y relocalizaciones para los terminales de día, ya que el texto señala, que será la autoridad fiscal la que dispondrá del terreno y en los casos en que no hubiese disponibilidad, “cada oferente deberá hacerse por sí mismo de los terrenos necesarios para proveer el servicio, por lo cual, el proveedor que resulte adjudicado será responsable de obtener los permisos necesarios para construir y operar”.

Obligaciones que fueron cuestionadas por el director de la Escuela de Ingeniería de la UDP, Louis De Grange, quien asegura que este nuevo proceso le da ventaja a los actuales operadores ya que, “es muy difícil que llegue una empresa internacional a empezar a buscar terrenos, que cumplan los plazos de construcción y que, además, obtengan los permisos municipales”.

Para Raimundo Cruzat, ex coordinador del Transantiago y académico UC, hay trabas normativas y de voluntades comunales que generan complicaciones para buscar nuevos emplazamientos de terminales. “No todos los planes reguladores son específicos respecto al uso de suelo, hay una serie de certificados y papeles que se deben presentar para que se opere como terminal, se deben hacer pruebas de ruido porque los buses se prenden a las 5.00 horas y para los vecinos es molesto. Es una necesidad pero es compleja de manejar”.

Esta licitación se suma a la que definirá las nuevas empresas operadoras del sistema.

http://www.latercera.com/noticia/nuevos-terminales-transantiago-incluiran-areas-verdes-cafeterias/

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *